Georg Ohm, todo por un sueño

La ley de Ohm es una de las formulaciones fundamentales de la electricidad y, sin lugar a dudas, una de las más estudiadas durante las clases de física. Postulada por el físico y matemático alemán Georg Simon Ohm (1789-1854), la ley que lleva su nombre establece una relación matemática entre la intensidad de corriente y la diferencia de potencial de un circuito cerrado: V=I·R.

¿Por qué es una ley tan importante? ¿Fue Ohm el primero en descubrirla? ¿Cómo llegó a esta conclusión? A continuación responderemos éstas y más preguntas centrándonos en la vida del científico alemán.

(más…)

La ley de Ohm es una de las formulaciones fundamentales de la electricidad y, sin lugar a dudas, una de las más estudiadas durante las clases de física. Postulada por el físico y matemático alemán Georg Simon Ohm (1789-1854), la ley que lleva su nombre establece una relación matemática entre la intensidad de corriente y la diferencia de potencial de un circuito cerrado: V=I·R.

¿Por qué es una ley tan importante? ¿Fue Ohm el primero en descubrirla? ¿Cómo llegó a esta conclusión? A continuación responderemos éstas y más preguntas centrándonos en la vida del científico alemán.

De nuevo, una formación fuera de lo común

Como Edison o Faraday, la formación del joven Ohm tampoco fue la habitual para un científico de la época. Georg Ohm no fue a la escuela básica, sino que fue formado por su propio padre que, a pesar de no ser profesor ni haber estudiado en ninguna institución docente, era autodidacta.

La excelente educación recibida por Ohm durante su infancia le permitió acceder a la Universidad de Erlangen a los 16 años de edad. Sin embargo, esta experiencia no fue lo suficientemente interesante para el joven Ohm, que decidiría abandonar la institución año y medio después.

Ohm se dedicaría a la docencia en Suiza durante unos 5 años, pero volvió a la Universidad de Erlangen en 1811 para convertirse en catedrático de matemáticas.

Un sueño cumplido

A pesar de obtener la cátedra, el alemán pasó los primeros 10 años de su carrera profesional impartiendo clases de matemáticas en instituciones humildes, en unas condiciones que no le permitían el desarrollo en otros campos.

Su suerte cambió en 1817, cuando tuvo la oportunidad de trabajar en el Liceo Jesuita de Colonia, un centro que contaba con unas excelentes instalaciones. Entre ellas, un laboratorio de física que le permitiría experimentar en el campo del electromagnetismo.

Su status aumentaría en 1833, cuando aceptó el puesto de profesor en la Universidad de Nuremberg. Pero su sueño todavía no se había cumplido. Tampoco cuando fue elegido miembro de la Royal Society o de otras academías reputadas. Sin embargo, al aceptar en 1849 el puesto como conservador del gabinete de Física de la “Bayerische Akademie, Ohm se iba aproximando a su objetivo.

No fue hasta el año 1852, 2 años antes de su muerte, que Georg Ohm no alcanzaría su ilusión: convertirse en profesor titular de la cátedra de física de la Universidad de Múnich.

Una ley que se descubrió 8 años antes del nacimiento de Ohm

Por siehe Quelle [Public domain], via Wikimedia Commons

Ohm descubiría la ley de Ohm gracias a dispositivos como la balanza de torsión, Wikipedia.

Georg Ohm publicó la relación básica entre el voltaje y la intensidad en el año 1827, cuando se publicó su obra Die galvanische Kette, mathematisch bearbeitet. Sin embargo, a pesar de la indudable utilidad del descubrimiento, los científicos de la época no apreciaron el valor de sus estudios hasta años después.

La importancia de su descubrimiento ya se vería reconocida durante sus últimos años de vida, al convertirse en miembro de reputadas instituciones científicas, y posteriormente, cuando en la Exposición Internacional de Electricidad de París (1881) la unidad de resistencia eléctrica se denominaría “ohm” y se simbolizaría como  (“omega”)

Sorprendentemente, en 1879 el científico James Clerk Maxwell publicaría que ya en 1781 el excéntrico Británico Henry Cavendish había descubierto la ley que Ohm había publicado. El reservado carácter de Cavendish, y la poca aplicación que se veía a dicha relación a finales del siglo XVIII, hicieron que dicho estudio quedara en el olvido.

La importancia de la ley de Ohm

La ley que publicó Ohm ha sido fundamental para el desarrollo del electromagnetismo por varias razones:

  • Relaciona de una manera muy sencilla los tres parámetros eléctricos más habituales: Voltaje, Intensidad y Resistencia.
  • En el siglo XIX no era tan sencillo medir con precisión estos valores.
  • Se puede saber de manera teórica el comportamiento completo de un circuito eléctrico, lo que permite comprobar que todo funciona según lo diseñado.
  • Se pueden calcular las pérdidas eléctricas y saber como mejorar la eficiencia de una instalación.
  • Facilita la obtención de valores como la potencia eléctrica o el consumo.

Fuentes utilizadas:

5 Comentarios

Francesc

Buenas!
Realmente ese hombre fue un gran científico. Siempre he visto a este científico como una persona afable y es que la senzillez de su ley y por tanto su fácil comprensión me han facilitado mucho las cosas. En el artículo no sé si se menciona pero, Ohm murió de enfermedad? ¿De viejo?
¿Realmente es cierto que su trabajo ya se había experimentado anteriormente? Si es así, no se le ha dado al británico Cavendish su verdadero protagonismo?

Muy interesante el artículo!!!!!!!!!!!

Contestar
Eduardo Fuentes

Interesante artìculo de la historia de un genio. Este sitio està especial para quien quiera conocer màs de cerca el mundo de la electricidad. Tiene historia de la fìsica, tiene didàctica, explicaciones interesantes. Gracias a sus creadores. Lo aprovecharé como estudiante de electricidad.

Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>