Conductividad de las sustancias líquidas

Anteriormente os propusimos la construcción de un medidor de conductividad, para comprobar si diferentes materiales eran conductores o aislantes, en este post os queremos proponer que lo probéis con diferentes sustancias… líquidas.

Con el propósito de que conozcáis qué líquidos son buenos conductores y cuáles no, es decir, si las sustancias líquidas son resistentes al paso de los electrones o no.

¿Qué materiales necesitamos?

  • Medidor de conductividad
  • Vasos o recipientes transparentes*
  • Etiquetas y un bolígrafo
  • Sustancias diferentes para comprobar

*Según las sustancias con las que queréis experimentar.

¿Qué pasos seguiremos?

Utilizaremos el mismo medidor de electricidad que ya construimos, pero en este caso, iremos probando con diferentes sustancias líquidas o soluciones.

Hemos etiquetado cada vaso con una sustancia y, con el medidor de conductividad preparado, vamos introduciendo las dos puntas (electrodos) en las diferentes sustancias. Iremos comprobando si se enciende la bombilla o no.

Al finalizar con cada sustancia hemos preparado un vaso con agua destilada (no conductora…tranquil@s, os lo explicamos en el siguiente punto) para poder realizar la siguiente medición con otro líquido sin interferencia del anterior. Para ello sacamos los electrodos y los ponemos en el vaso de agua destilada para que queden bien limpios y no quede rastro de la substancia anterior.

Ahora solo toca ponerlo en práctica, e ir anotando cuales son las sustancias que conducen la electricidad y cuáles no.

Os adjuntamos esta tabla con unas cuantas sustancias para comprobar su conductividad:

SUSTANCIA CONDUCTORA NO CONDUCTORA
Agua  destilada/pura
Agua del grifo
Vinagre blanco
Agua con azúcar
Leche
Agua con barro
Agua con legía
Limpiador Multiusos
Bebida Isotónica (Aquarius)
Jabón líquido
Etc…

A continuación os añadimos más sustancias con las que podéis seguir probando: agua con bicarbonato sódico, agua con zumo de limón, vinagre negro, leche con cacao, champú, limpiador antibacteriano, jabón en polvo con agua, agua de una fuente, refresco, tónica, café, agua con sal, bebida con gas, agua de río,  etc…). No hay que decir que vuestra imaginación puede ser la mejor de todas, siempre haciéndolo de una forma responsable.

¿Cómo funciona el medidor de conductividad en sustancias líquidas?

Al introducir los clavos (nuestros electrodos) sin que se toquen en esta sustancia líquida, si ésta conduce la electricidad, la corriente pasará de un clavo al otro y la bombilla se encenderá. En cas o contrario no.

Es muy importante que los electrodos no se toquen. Podéis probar distintas distancias para ver que sustancias tienen más o menos conductividad. Si tienen una conductividad débil tendremos que tener muy poca distancia entre los electrodos.

La conductividad en medios líquidos está relacionada con la presencia de sales en solución, cuya disociación genera iones positivos (+) y negativos (-) capaces de transportar la energía eléctrica si a esta sustancia líquida se la somete a un campo eléctrico. Estos conductores iónicos se denominan electrolitos.

Sales en los líquidos

Sales en los líquidos

Al hacer pasar la corriente eléctrica (en nuestro caso la que viene de la pila), se genera electrolisis que es el proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad.

Si el agua no es destilada, la electrólisis no sólo separa el oxígeno y el hidrógeno, sino los demás componentes que estén presentes como sales, metales y algunas otras sustancias. Lo que hace que el agua conduzca la electricidad son los minerales. Si el agua estuviera destilada y fuera 100% pura, no tendría conductividad.

Anteriormente os propusimos la construcción de un medidor de conductividad, para comprobar si diferentes materiales eran conductores o aislantes, en este post os queremos proponer que lo probéis con diferentes sustancias… líquidas.

Con el propósito de que conozcáis qué líquidos son buenos conductores y cuáles no, es decir, si las sustancias líquidas son resistentes al paso de los electrones o no.

¿Qué materiales necesitamos?

  • Medidor de conductividad
  • Vasos o recipientes transparentes*
  • Etiquetas y un bolígrafo
  • Sustancias diferentes para comprobar

*Según las sustancias con las que queréis experimentar.

¿Qué pasos seguiremos?

Utilizaremos el mismo medidor de electricidad que ya construimos, pero en este caso, iremos probando con diferentes sustancias líquidas o soluciones.

Hemos etiquetado cada vaso con una sustancia y, con el medidor de conductividad preparado, vamos introduciendo las dos puntas (electrodos) en las diferentes sustancias. Iremos comprobando si se enciende la bombilla o no.

Al finalizar con cada sustancia hemos preparado un vaso con agua destilada (no conductora…tranquil@s, os lo explicamos en el siguiente punto) para poder realizar la siguiente medición con otro líquido sin interferencia del anterior. Para ello sacamos los electrodos y los ponemos en el vaso de agua destilada para que queden bien limpios y no quede rastro de la substancia anterior.

Ahora solo toca ponerlo en práctica, e ir anotando cuales son las sustancias que conducen la electricidad y cuáles no.

Os adjuntamos esta tabla con unas cuantas sustancias para comprobar su conductividad:

SUSTANCIA CONDUCTORA NO CONDUCTORA
Agua  destilada/pura
Agua del grifo
Vinagre blanco
Agua con azúcar
Leche
Agua con barro
Agua con legía
Limpiador Multiusos
Bebida Isotónica (Aquarius)
Jabón líquido
Etc…

A continuación os añadimos más sustancias con las que podéis seguir probando: agua con bicarbonato sódico, agua con zumo de limón, vinagre negro, leche con cacao, champú, limpiador antibacteriano, jabón en polvo con agua, agua de una fuente, refresco, tónica, café, agua con sal, bebida con gas, agua de río,  etc…). No hay que decir que vuestra imaginación puede ser la mejor de todas, siempre haciéndolo de una forma responsable.

¿Cómo funciona el medidor de conductividad en sustancias líquidas?

Al introducir los clavos (nuestros electrodos) sin que se toquen en esta sustancia líquida, si ésta conduce la electricidad, la corriente pasará de un clavo al otro y la bombilla se encenderá. En cas o contrario no.

Es muy importante que los electrodos no se toquen. Podéis probar distintas distancias para ver que sustancias tienen más o menos conductividad. Si tienen una conductividad débil tendremos que tener muy poca distancia entre los electrodos.

La conductividad en medios líquidos está relacionada con la presencia de sales en solución, cuya disociación genera iones positivos (+) y negativos (-) capaces de transportar la energía eléctrica si a esta sustancia líquida se la somete a un campo eléctrico. Estos conductores iónicos se denominan electrolitos.

Sales en los líquidos

Sales en los líquidos

Al hacer pasar la corriente eléctrica (en nuestro caso la que viene de la pila), se genera electrolisis que es el proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad.

Si el agua no es destilada, la electrólisis no sólo separa el oxígeno y el hidrógeno, sino los demás componentes que estén presentes como sales, metales y algunas otras sustancias. Lo que hace que el agua conduzca la electricidad son los minerales. Si el agua estuviera destilada y fuera 100% pura, no tendría conductividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


uno × 8 =


*