Pintando electricidad

¿Magia?¿Hechicería? NO… simplemente ciencia. Pintura y electricidad son 2 conceptos que pocas veces se unen para crear algo nuevo. La pintura es un elemento decorativo que incluso puede llegar a ser una ayuda para aislar o mantener elementos en buen estado y la electricidad es aquella forma de energía que nos hace el día a día mucho más fácil.

Pues bien, hemos decidido juntar la pintura y la electricidad en una coctelera y después de mezclarlo (que no agitarlo) os explicamos que nos ha salido.

Os proponemos un experimento sencillo que os permita fabricar pintura conductora y con ella, hacer un pequeño circuito eléctrico, una felicitación, un dibujo con luces… las posibilidades son infinitas.

¿Qué necesitamos para hacer el experimento?

Para hacer la pintura:

  • Grafito en polvo (lo podéis conseguir machacando minas de lápices)
  • Un tubo de plástico
  • Un palo de madera y una jeringuilla
  • Un bol (para hacer la mezcla)
  • Pintura acrílica negra

Para hacer el circuito:

  • Unas hojas de papel
  • Una pila (de botón)
  • Un Led
material

material

Protocolo a seguir

Pondremos la misma cantidad de cada componente (pintura acrílica y grafito en polvo) en un bol, y lo mezclaremos bien hasta conseguir una pasta (hemos usado todo el bote de pintura y luego la misma cantidad de grafito). Tiene que quedar una consistencia viscosa y homogénea. Para que se pueda aplicar con facilidad la introduciremos dentro de un tubo con la ayuda de una jeringuilla.

Una vez hecha la pintura vamos a probarla. Nosotros hemos probado una cosa sencilla y os dejamos a vosotros que deis rienda suelta a vuestra imaginación.

Vamos a simular un interruptor que abrirá y cerrará un circuito hecho de pintura por la que pasará la electricidad.

Abracadabraaa!

material

material

Esto funciona!! La pintura permite el paso de la electricidad y mediante el interruptor abrimos y cerramos el circuito. Hemos conseguido una pintura a base de materiales no metálicos, como es el carbón, pero que se comporta como conductor de eléctrico (eso sí para que funcione hay que dejar que se seque la pintura).

Recordad que para montar el circuito lo único que hemos hecho ha sido dibujar el circuito en la superficie y a continuación colocar la pintura donde irían los cables que hemos dibujado. Debéis dejar un espacio para colocar el LED y el interruptor (estará formado por la pila de botón y el papel). El trozo de papel que simula el interruptor de casa, estará pintado por dentro, por la parte que toca a la pila. Ahora solo tenéis que poner el dedo en el papel para conectar la pila con la pintura y ver como se enciende el LED al cerrar el circuito.

Esperamos ver vuestros experimentos colgados en la red. Esperamos que disfrutéis tanto como nosotros.

¿Magia?¿Hechicería? NO… simplemente ciencia. Pintura y electricidad son 2 conceptos que pocas veces se unen para crear algo nuevo. La pintura es un elemento decorativo que incluso puede llegar a ser una ayuda para aislar o mantener elementos en buen estado y la electricidad es aquella forma de energía que nos hace el día a día mucho más fácil.

Pues bien, hemos decidido juntar la pintura y la electricidad en una coctelera y después de mezclarlo (que no agitarlo) os explicamos que nos ha salido.

Os proponemos un experimento sencillo que os permita fabricar pintura conductora y con ella, hacer un pequeño circuito eléctrico, una felicitación, un dibujo con luces… las posibilidades son infinitas.

¿Qué necesitamos para hacer el experimento?

Para hacer la pintura:

  • Grafito en polvo (lo podéis conseguir machacando minas de lápices)
  • Un tubo de plástico
  • Un palo de madera y una jeringuilla
  • Un bol (para hacer la mezcla)
  • Pintura acrílica negra

Para hacer el circuito:

  • Unas hojas de papel
  • Una pila (de botón)
  • Un Led
material

material

Protocolo a seguir

Pondremos la misma cantidad de cada componente (pintura acrílica y grafito en polvo) en un bol, y lo mezclaremos bien hasta conseguir una pasta (hemos usado todo el bote de pintura y luego la misma cantidad de grafito). Tiene que quedar una consistencia viscosa y homogénea. Para que se pueda aplicar con facilidad la introduciremos dentro de un tubo con la ayuda de una jeringuilla.

Una vez hecha la pintura vamos a probarla. Nosotros hemos probado una cosa sencilla y os dejamos a vosotros que deis rienda suelta a vuestra imaginación.

Vamos a simular un interruptor que abrirá y cerrará un circuito hecho de pintura por la que pasará la electricidad.

Abracadabraaa!

material

material

Esto funciona!! La pintura permite el paso de la electricidad y mediante el interruptor abrimos y cerramos el circuito. Hemos conseguido una pintura a base de materiales no metálicos, como es el carbón, pero que se comporta como conductor de eléctrico (eso sí para que funcione hay que dejar que se seque la pintura).

Recordad que para montar el circuito lo único que hemos hecho ha sido dibujar el circuito en la superficie y a continuación colocar la pintura donde irían los cables que hemos dibujado. Debéis dejar un espacio para colocar el LED y el interruptor (estará formado por la pila de botón y el papel). El trozo de papel que simula el interruptor de casa, estará pintado por dentro, por la parte que toca a la pila. Ahora solo tenéis que poner el dedo en el papel para conectar la pila con la pintura y ver como se enciende el LED al cerrar el circuito.

Esperamos ver vuestros experimentos colgados en la red. Esperamos que disfrutéis tanto como nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 − dos =


*